El cuidado personal

Share
Compartir

Enlace copiado en el portapapeles

Error, enlace no copiado

Cerrar
Print
mujer leyendo libro

Cuando usted toma tiempo para cuidarse a sí mismo, puede cuidar mejor a su niño. Incluso unos pocos minutos de “su tiempo” pueden ayudarle a recargar. El estrés causa desgaste en una persona por dentro y por fuera. Tenga en cuenta estos consejos la próxima vez que se sienta abrumado. 

 

  • Manténgase (virtualmente) social. Pasar más tiempo en casa de lo habitual tiene consecuencias. Comuníquese con sus seres queridos y amigos con una llamada telefónica o un video chat. Mantener distancia con los demás no significa que debe estar solo.
  • Duerma. Cuando su pequeño se acueste para descansar, intente usted hacer lo mismo. Si él tiene problemas para relajarse, cántele una canción que a usted le gustaba cuando era pequeño, una que también a usted lo tranquilice.
  • Use el agua para relajarse. Cuando bañe a su niño, sumerja sus manos en el agua tibia y dese un masaje de manos, respire profundamente mientras lo hace.
  • Mantenga un diario junto a su cama. Antes de dormirse recuerde algo divertido, amable o sorprendente que su niño haya hecho hoy. Escriba algunas líneas que capturen el recuerdo. Si se siente deprimido, puede leer su diario de recuerdos.
  • Llene su vaso. Consiga un gran vaso de agua y encuentre un lugar cómodo para sentarse. Dígale su niño: “Me voy a sentar a (leer/pensar/respirar) mientras bebo este vaso de agua”. Explique que usted estará disponible una vez que el vaso esté vacío. Los niños tienen dificultades para llevar la cuenta del tiempo. Esta es una forma concreta de ayudarlos a comprender que usted está tomando unos minutos para sí mismo.
  • Escuche sus canciones. Nunca subestime el poder de la música para cambiar el estado de ánimo. Haga una lista de canciones que le hagan sentir bien. Puede crear diferentes listas para diferentes estados de ánimo (una para relajarse, otra para energizarse, etc.).
  • Muévanse. Tomar descansos de movimiento durante el día puede ayudarlo a aliviar el estrés y mantenerlo sano. Incluso si está confinado en casa, intente hacer algunos ejercicios que requieren de poco espacio como levantar pesas, sentadillas, estiramientos y levantar los brazos.