Cuidandonos uno al otro

Share
Compartir

Enlace copiado en el portapapeles

Error, enlace no copiado

Cerrar
Print
articulos_1279x450_cuidandonos-uno-al-otro_iStock-929884106

Edad: 1-5

Tiempo de lectura: 3-5 minutos

Las emergencias pueden ser abrumadoras, en particular para los niños pequeños. Aun en las circunstancias más difíciles, las familias pueden encontrar fortaleza emocional dentro de la comunidad.

#1 Proporcione consuelo​

Asegúrele a su niño que está seguro y que es amado. También puede ayudar sostener un artículo de consuelo.

#2 Intente mantener una rutina

Existe consuelo en algo que es conocido, especialmente después de un desastre. Escoja al menos una rutina que usted pueda mantener aun si su situación o ubicación ha cambiado.

#3 Dé el ejemplo

Después de un desastre, los niños se fijan en los adultos a su alrededor para ver cómo deberían sentirse y reaccionar. Trate de mantenerse calmado lo más que pueda. Además, está bien que su niño le vea llorar; puede explicarle que hasta los adultos pueden sentirse abrumados o molestos de lo que ha pasado.

#4 Controle los medios de comunicación

Evite que su niño vea imágenes repetidas del desastre y sus daños porque los niños pequeños pueden pensar que el evento está pasando una y otra vez en la vida real.

Videos Relacionados: 

Cuidándonos uno al otro: La ayuda está en camino

Play0:00 / CC
Play