Manejando las emergencias con los niños

Las emergencias pueden ser abrumadoras, en particular para los niños pequeños. Aun en las circunstancias más difíciles, las familias pueden encontrar fortaleza emocional dentro de la comunidad.

Explora nuestras guias de emergencia para ayudar a los niños a sentirse protegidos despues de un hurrancan, terrmoto, o tornado. Aunque puede ser desafiante, estas son algunas maneras sencillas de crear un ambiente tranquilo para su niño:

#1 Proporcione consuelo​
Asegúrele a su niño que está seguro y que es amado. También puede ayudar sostener un artículo de consuelo.

#2 Intente mantener una rutina
Existe consuelo en algo que es conocido, especialmente después de un desastre. Escoja al menos una rutina que usted pueda mantener aun si su situación o ubicación ha cambiado.

#3 Dé el ejemplo
Después de un desastre, los niños se fijan en los adultos a su alrededor para ver cómo deberían sentirse y reaccionar. Trate de mantenerse calmado lo más que pueda. Además, está bien que su niño le vea llorar; puede explicarle que hasta los adultos pueden sentirse abrumados o molestos de lo que ha pasado.

#4 Controle los medios de comunicación
Evite que su niño vea imágenes repetidas del desastre y sus daños porque los niños pequeños pueden pensar que el evento está pasando una y otra vez en la vida real.

Consejos para las familias después de un huracán

Para ayudarles mientras comienzan su recuperación, hemos desarrollado “Cuidándonos uno al otro después de un huracán. Esta guía para la familia ofrece consejos y actividades que pueden hacer juntos y brindar consuelo y seguridad.

Esperamos que algunas de estas ideas le ayuden a crear un ambiente amoroso y relajante que le permita a usted y su niño esperar un futuro más optimista. Recuerde, ustedes no están solos. ¡Nos cuidamos uno al otro!

Consejos para las familias después de un tornando

Se tienen el uno al otro. Después de un tornado, es su apoyo lo que tranquiliza a su niño y le permite ver que todo estará bien. Usted le proporciona tranquilidad a su niño y hace que se sienta protegido. Su amor le ayuda a superar los obstáculos.

Consejos para las familias después de un terremoto

Después de un terremoto, su niño podría sentir sentimientos fuertes que van y vienen como en olas. Usted puede ayudarlo enseñándole las palabras que expresen sus emociones y haciéndole preguntas que lo animen a expresarse. Dígale que estos sentimientos son normales y que está bien hablar sobre sus sentimientos. Ayude a su niño a pensar sobre qué lo hace sentir mejor.

Patrocinado por
MetLife Visita la página