inicio padres Prepararse para emergencias Sano y a salvo gracias a los ayudantes

Sano y a salvo gracias a los ayudantes

La gran idea: Es importante que los niños sepan quiénes en el vecindario pueden ayudarlos en una emergencia.

1. Imprima esta página y pida a los niños que sigan el laberinto con el dedo o con un crayón.

2. Cuando los niños terminen, pregúnteles cuáles ayudantes pueden encontrar en cada lugar y cómo conseguir su ayuda. Por ejemplo, los niños podrían responder que un bombero se encuentra en una estación de bomberos. Para conseguir su ayuda tenemos que llamar al 9-1-1.

3. Conversen sobre otras formas de conseguir ayuda: hablarle a un adulto de confianza (un maestro, por ejemplo) o pedir a un adulto que llame para pedir ayuda.