inicio padres Dar Cariño Manos que ayudan

Manos que ayudan

En esta actividad, usted va a asegurarles a las familias que ellos son “las manos que ayudan” a los niños en momentos difíciles.

1. Pídales a los padres que reflexionen sobre todo lo que hacen con las manos cada día, sobre todo relacionado con sus niños. “Ustedes les dan palmaditas en la espalda y les acarician la mejilla. Abotonan y abrochan su ropa. Se toman de la mano cuando cruzan la calle para proteger a los niños del peligro. ¡Ustedes aplauden para celebrar sus logros!”.
2. Asegúreles a los padres que sus manos los ayudan a cuidar a su niños de muchas maneras. Dígales a los padres que hoy vamos a usar las manos para recordar los puntos más importantes para ayudar a los niños en los momentos difíciles.
3. Diga: “Frecuentemente usamos las manos para contar con los dedos. En este caso, podemos contar cinco cosas específicas para recordar mientras ayudamos a los niños a manejar los momentos caóticos o estresantes”.
4. Distribuya lápices y papel (una hoja por padre). Pídales a los padres calcar sus manos en el papel e invítelos a escribir las siguientes palabras en cada dedo y a decir el significado de cada una. Guíe la conversación para incluir las descripciones a continuación:

• Manos que ayudan: Recordando que no estamos solos; siempre hay personas que nos ayudan.
• Abrazos: Sintiéndose seguros y tranquilos.
• Corazones: Valorando el poder de la bondad y la compasión, mostrando empatía.
• Escuchar: Conversando, escuchando, comunicando.
• Aquí: Manteniendo rutinas y estando presente.

5. Converse sobre las maneras en las que los padres pueden aplicar esos cinco puntos para cuidarse durante los momentos difíciles también, para poder cuidar mejor a sus niños.