inicio padres Hogar y Seguridad

    Manejo de Emergencias


    Todos los días tomamos acciones para mantener segura a nuestra familia, desde revisar las cerraduras, hasta ponernos el cinturón de seguridad. Prepararse para las emergencias es una manera más de mantenernos seguros unos a otros, y ¡todos pueden ayudar! Hagan estas sencillas actividades juntos para estar preparados.

    Preparación para emergencias

    • Habla con tu niño de las maneras en que puede usar el teléfono para conseguir ayuda. Enséñale cómo marcar rápido para llamarte o a un familiar o amigo durante una emergencia; practiquen en el teléfono de su casa y en el celular.
    • Explícale a tu niño que en una emergencia, los edificios también pueden hacer ruidos. Si tu niño ha participado en un simulacro de incendio, puedes explicarle que las alarmas ayudan a las personas a saber cuando tienen que salir del edificio e ir a un lugar seguro.
    • Una simple sonrisa, reírse a carcajadas y jugar juntos puede ayudar a las niñas y los niños a sentirse seguros. Anímale a hacer cosas que le ayuden a expresar sus emociones, como hacer un dibujo o cantar una canción.
    • Si tu niño ha sido afectado directamente por una emergencia, puedes asignarle tareas sencillas para ayudarle a mantener un sentido de control. Si ha sido afectado indirectamente, anímale a demostrar compasión por otros y a ayudar a los demás; se sentirá mejor al hacerlo.

     


  • Cuidándonos uno al otro


    Las emergencias pueden ser abrumadoras, en particular para los niños pequeños. Aun en las circunstancias más difíciles, las familias pueden encontrar fortaleza emocional dentro de la comunidad.

    Para ayudarles mientras comienzan su recuperación, hemos desarrollado “Cuidándonos uno al otro”. Esta guía para la familia ofrece consejos y actividades que pueden hacer juntos y brindar consuelo y seguridad.

    Esperamos que algunas de estas ideas le ayuden a crear un ambiente amoroso y relajante que le permita a usted y su niño esperar un futuro más optimista. Recuerde, ustedes no están solos. ¡Nos cuidamos uno al otro!

    Consejos
    Proporciona consuelo: Asegúrale a tu niño que está seguro y que es amado. También puede ayudarle a tu niño sostener un artículo de consuelo.

    Intenta mantener una rutina: Existe consuelo en algo que es conocido, especialmente después de un desastre. Escoge al menos una rutina que puedas mantener aun si tu situación o ubicación ha cambiado.

    Da el ejemplo: Después de un desastre, los niños se fijan en los adultos a su alrededor para ver cómo deberían sentirse y reaccionar. Trata de mantenerte calmado lo más que puedas. Además, está bien que tu niño le vea llorar; puedes explicarle que hasta los adultos pueden sentirse abrumados o molestos de lo que ha pasado.

    Controla los medios de comunicación: Evita que tu niño vea imágenes repetidas del desastre y sus daños porque los niños pequeños pueden pensar que el evento está pasando una y otra vez en la vida real.

    Dé el ejemplo: Después de un desastre, los niños se fijan en los adultos a su alrededor para ver cómo deberían sentirse y reaccionar. Trate de mantenerse calmado lo más que pueda. Además, está bien que su niño le vea llorar; puede explicarle que hasta los adultos pueden sentirse abrumados o molestos de lo que ha pasado.

    Controle los medios de comunicación: Evite que su niño vea imágenes repetidas del desastre y sus daños porque los niños pequeños pueden pensar que el evento está pasando una y otra vez en la vida real.


  • Seguridad vial


    La educación y la prevención son fundamentales para reducir los accidentes de tránsito. Cuando camines por la calle muestra a los niños las señales de tránsito y explíqueles qué significan, resalta que es necesario que los niños crucen la calle de la mano de un adulto utilizando el paso peatonal. Explica lo que significan las luces del semáforo.

    Consejos sobre la seguridad vial

    • Explícale a tu niño que todos contribuimos a la seguridad vial al comportarnos cuidadosamente tanto en la calle como en los vehículos. Las reglas de tráfico, los semáforos y las señales existen para que todos estemos seguros.
    • Antes de cruzar la calle, habla con tu niño sobre las 4 reglas básicas de seguridad:
      • Mantenerse cerca a un adulto
      • Estar atento a sus instrucciones
      • Mirar en ambas direcciones, y
      • Esperar que los vehículos pasen antes de cruzar
    • Los niños y niñas aprenden de lo que ven y aprenderán a conducirse con precaución y seguridad si ven a sus padres y cuidadores hacer lo mismo. ¡La lección más importante es la que des con tu ejemplo!
    • ¡Dentro de los vehículos la seguridad también es importante! Si existe un cinturón de seguridad todos los niños deben usarlo. ¡Si se está en una motocicleta o bicicleta, el casco es indispensable!

  • Preparémonos


    ¡Prepararse para las emergencias es algo que pueden hacer juntos en familia! Ayuda a los niños a recordar información importante e involúcralos al crear un kit y plan familiar de emergencias. Estos pasos ayudarán a mantener a los niños a salvo y seguros.

    Señales de emergencia: Observen los letreros y señales de emergencia. Escuchen la sirena o vean las luces de una ambulancia, camión de bomberos o un carro de policía. ¡Estas nos dicen que la ayuda viene en camino!

    ¿Qué es una emergencia?: Conversa con tu niño sobre las emergencias de una manera calmada. Puedes explicarle: “Una emergencia es cuando algo que no esperamos pasa y tenemos que actuar rápido para mantenernos a salvo”.

    Nombre completo: Ayuda a tu niño a aprender su nombre completo y el de sus padres o cuidadores. Si alguna vez tú y tu niño se separan, él podrá brindar estos nombres para que se comuniquen contigo o con otro adulto de confianza.

    Dirección y número de teléfono: Ayudar a tu niño a aprender su número de teléfono y dirección contribuirá a que la familia se reúna rápidamente durante una emergencia.

    Ayudantes especiales: Ayuda a tu niño a conocer a las personas que pueden mantenerlo seguro, como los bomberos, la policía, los doctores y el personal de servicios de emergencia, así se sentirá más cómodo con ellos durante una emergencia.

    Crear un kit: Hagan un kit familiar de emergencia. Reutilicen una caja vieja o bolsa y permite que tu niño la decore con dibujos o calcomanías. También, déjalo que coloque algunos artículos en el kit.

    Contactos de emergencia: Escoge dos contactos de emergencia. Un contacto de emergencia fuera de la ciudad puede asegurarse de que estén bien y un contacto de emergencia local puede ayudarte con responsabilidades, como recoger a tu niño en la escuela.

    Nuestro lugar seguro de reunión: Selecciona un lugar de reunión de emergencia. Este es el lugar seguro donde los miembros de su familia se reunirán si no pueden entrar a su casa durante una emergencia.