inicio padres Prepararse para emergencias

    Prepararse para emergencias


    Prepararse para las emergencias es importante para mantener la seguridad de la familia. Además, es algo fácil que pueden hacer juntos, tal como aprender el nombre completo de todos los miembros de la familia, números de teléfono importantes y la dirección de la familia. Las familias también pueden armar juntos un kit de seguridad y un plan de emergencia.


  • Prepare un plan de emergencia para la familia


    La gran idea: Un plan de emergencia incluye toda la información que ayudará a la familia a enfrentar una emergencia.

    1. Complete juntos con los niños estas páginas. Puede imprimirlas o guardarlas y enviarlas por email a las personas importantes en la vida de los niños. Cuelgue su propia copia donde a los niños les resulte fácil verla.

    2. Cada cierto tiempo, pregunte a los niños acerca de las personas y los lugares importantes mencionados en el plan. ¿A quién pueden llamar los niños (o pedir a un adulto que llame por ellos) cuando no puedan contactar a sus padres? ¿Dónde deben reunirse en caso de una emergencia? ¿Quién es el contacto de emergencia que vive fuera de la ciudad?


  • Yo sé nuestra dirección y número de teléfono


    La gran idea: Saber su dirección y números importantes de teléfono puede ayudar a que los niños se reúnan con su familia durante una emergencia.

    1. Imprima esta página y ayude a los niños a completar la información. Cuélguela donde los niños la puedan ver y alcanzar, de modo que hasta los niños más pequeños puedan tocarla para practicar un número de teléfono importante.


  • Hablar con los niños acerca de las emergencias


    La gran idea: Los niños necesitan saber que juntos pueden cooperar para prepararse y mantenerse sanos y salvos durante una emergencia.

    Es difícil saber qué decirles a los niños al hablar sobre emergencias. Por un lado, nadie quiere preocuparlos, pero por otro, es importante que todos en la familia sepan que pueden colaborar para prepararse. Estos consejos harán que sea más fácil hablarles a los niños sobre las emergencias y reducir sus preocupaciones.

    1. Mantener la calma y asegurar a los niños que usted está aquí para ayudarlos y mantenerlos sanos y a salvo. Conversen acerca del plan de emergencia de su familia para que ellos sepan qué hacer en caso de que ocurra una emergencia.

    2. Explicar que una emergencia es cuando sucede algo inesperado y tenemos que actuar rápidamente para mantenernos a salvo.

    3. Trabajar en equipo. Explique a los niños que en caso de emergencia ellos también pueden cooperar, tal como cuando se ajustan el cinturón de seguridad para viajar en auto o cuando usan un casco al montar en bicicleta.

    4. Buscar ayudantes. Recuerde a los niños que hay muchos ayudantes en quienes podemos confiar para que nos mantengan seguros en una emergencia: maestros, bomberos, servicios de emergencia, doctores y agentes de policía. Incluso cuando los padres no estén disponibles, otros ayudantes especiales estarán ahí para ayudarlos.

    5. Fomentar preguntas. Pregunte a los niños si tienen preguntas y contéstelas de manera simple y sincera. Si usted no sabe la respuesta a una pregunta, diga: “No sé. Averigüémoslo”.


  • Cinco cosas que su plan de emergencia para la familia debe incluir


    La gran idea: Su plan de emergencia debe incluir bastantes detalles para cubrir todo tipo de emergencia.

    Crear un plan de emergencia puede parecer una tarea enorme, pero no toma mucho tiempo obtener toda la información necesaria. Para empezar use el Plan de emergencia para la familia de Sesame Street en Sesame Street family emergency plan, o complete la información a continuación:

    1. Nombres completos, número de teléfono, dirección y emails de todos los miembros de la familia.

    2. Dirección, número de teléfono y emails del trabajo, la escuela o la guardería para cada miembro de la familia. Las emergencias pueden ocurrir cuando la familia no se encuentre en casa; por eso, es importante saber cómo contactar a cada uno.

    3. Nombre, dirección y número de teléfono del lugar de encuentro en caso de una emergencia. Este es un lugar seguro, apto para los niños, donde su familia se puede reunir en caso de que no puedan volver a casa durante una emergencia.

    4. Número de teléfono de la estación local de policía y de bomberos y del doctor de la familia. Ellos pueden ayudar a la familia durante una emergencia.

    5. Dos o más contactos de emergencia.

  • Uno de los contactos debe ser una persona que viva fuera de la ciudad, que quizás no se vea afectada por la emergencia y pueda asegurar así que todos estén bien. Después de una emergencia a menudo es más fácil llamar (o enviar mensajes de texto) a larga distancia que hacer llamadas locales.
  • Otros contactos deben encontrarse cerca y ser capaces de recoger a los niños de la escuela o la guardería, venir a su casa y quedarse ahí por un rato corto o prestar apoyo a su familia de otra manera.
    Mantenga copias de su plan de emergencia en el auto, en la mochila de los niños, en el trabajo y con los contactos fuera de la ciudad y los cuidadores de los niños.

  • Cinco maneras fáciles de prepararse para las emergencias


    Unas simples y pocas cosas le ayudarán a prepararse mejor para una emergencia. ¡No es necesario hacerlo todo de una vez! Empiece por estas ideas:

    1. Aprender el nombre completo. Para practicar, diga con los niños su nombre completo y el de los miembros de la familia. Saber esos nombres ayudará a que los miembros de la familia se vuelvan a reunir en caso de quedar separados durante una emergencia.

    2. Practicar la dirección y números de teléfono. Saber estos detalles permitirá que un adulto de confianza ayude al niño a contactarlo a usted.

    3. Señalar los ayudantes especiales en su vecindario para que los niños sepan en cuáles adultos pueden confiar en caso de una emergencia. Jueguen al “Veo, veo” para que los niños aprendan a reconocer a ayudantes importantes, tales como doctores, agentes de policía, bomberos y maestros.

    4. Crear un plan de emergencia para tener toda la información importante en un solo lugar. Escriba su plan y cuélguelo donde todos lo puedan ver. Mantenga copias del plan en su auto, en la mochila de los niños, en el trabajo; compártalo también con un contacto de emergencia que viva fuera de la ciudad y con los cuidadores de los niños.

    5. Preparar un kit de emergencias. Empiece con las cosas que ya tiene (botellas extra de agua, alimentos enlatados, una muda extra de ropa) y siga añadiendo a partir de ahí. Agregue uno o dos artículos a su lista de compras cada semana hasta que el kit esté completo.


  • Sano y a salvo gracias a los ayudantes


    La gran idea: Es importante que los niños sepan quiénes en el vecindario pueden ayudarlos en una emergencia.

    1. Imprima esta página y pida a los niños que sigan el laberinto con el dedo o con un crayón.

    2. Cuando los niños terminen, pregúnteles cuáles ayudantes pueden encontrar en cada lugar y cómo conseguir su ayuda. Por ejemplo, los niños podrían responder que un bombero se encuentra en una estación de bomberos. Para conseguir su ayuda tenemos que llamar al 9-1-1.

    3. Conversen sobre otras formas de conseguir ayuda: hablarle a un adulto de confianza (un maestro, por ejemplo) o pedir a un adulto que llame para pedir ayuda.


  • Preparemos un kit de emergencia


    La gran idea: Un kit de emergencia en la casa (¡y en el auto y en el trabajo!) es útil en todo tipo de emergencias.

    1. Imprima esta página y pida a los niños que le ayuden a buscar artículos para preparar un kit de emergencia. Empiecen con lo que ya tienen, tal como una botella extra de agua (o una botella o envase vacío donde almacenar agua). Si usted no tiene una mochila donde meter las provisiones, use bolsas para las compras o algo que sea fácil de llevar.
    2. En cuanto a lo que aún no tiene, añada un artículo o dos a su lista de compras cada semana hasta completar su kit.

    3. Decida junto con los niños dónde guardar el kit de emergencia. Guárdenlo en un lugar donde todos puedan hallarlo rápidamente.


  • Aprender nombres completos


    La gran idea: Enseñar a los niños su nombre completo (y el de los adultos que los cuidan) puede servir para ubicarse mutuamente en una emergencia.

    1. Miren juntos el video y ayude a los niños a practicar el nombre completo de los adultos que los cuidan. Convierta esta práctica en un juego, preguntando: “¿El nombre completo de tu mami es Elmo? ¡No! ¿Cuál es el nombre completo de tu mami?”.

    2. Juntos, escriban sus nombres completos (y el de otros adultos importantes que cuidan a su niño). Cuelgue la lista donde los niños puedan verla e pregúnteles a diario.

    3. Imprima esta página y ayude a los niños a completar los recuadros en blanco mientras repiten juntos la letra de la canción de Rosita. Empiece con el nombre completo de los niños y luego continúe con las personas importantes que los cuidan: miembros de la familia adultos, tal como los padres o abuelos, cuidadores, vecinos de confianza, etc.

    4. Cuelgue la página donde los niños la puedan ver. Ayúdelos a practicar preguntándoles de vez en cuando su nombre completo o el de otra persona.


  • Planificar juntos


    La gran idea: Hay muchas cosas fáciles y rápidas que las familias pueden hacer para prepararse para las emergencias y es importante que los niños formen parte de la planificación.

    1. Después de mirar juntos el video, explique a los niños que una emergencia es cuando sucede algo inesperado que nos fuerza a actuar rápidamente para mantenernos a salvo.

    2. Pregunte a los niños: “¿Qué necesitan saber en una emergencia?”. Ayúdelos a practicar el nombre completo y la dirección de los miembros de la familia. También pueden hacer o repasar un plan para emergencia: “¿Adónde debemos reunirnos cuando suceda una emergencia?”.